Plunderfonía 3

El edi­fi­cio sip­ho­náp­te­ro como trans­mi­sor de epi­de­mias visua­les arqui­tec­tó­ni­cas.

Los sur­cos (¿trin­che­ras?) del dis­co de vinil ase­me­jan las calles pol­vo­ro­sas y des­bor­da­das de basu­ra de la ciu­dad del siglo xvii. Toda esta con­ta­mi­na­ción (¿visual?) pasa por la agu­ja, bobi­nas, bra­zo, preamp, ampli­fi­ca­dor y final­men­te se escu­cha en la ciu­dad en for­ma de clicks y pops.

La facha­da del Liver­pool Inter­lo­mas es un show neo­ba­rro­co y hace eco del espec­tácu­lo cir­cen­se de pul­gas, don­de su úni­ca «fun­ción» es entre­te­ner y asom­brar al públi­co.

Liver­pool Inter­lo­mas + Insec­to neóp­te­ro + Sur­cos de dis­co vinil.