Escuchar lo doméstico

Foto: Juris­tas UNAM

¿Cuá­les son los soni­dos que acom­pa­ñan la expe­rien­cia de crear? A tra­vés de una serie de con­ver­sa­cio­nes, diver­sas auto­ras com­par­ten el uni­ver­so sono­ro que for­ma par­te de su vida coti­dia­na y su escri­tu­ra; con el (no tan) vano afán de recu­pe­rar ese mun­do ínti­mo de afec­tos, pla­tos sucios y libre­tas rayo­nea­das que, con suer­te, aca­ban con­vir­tién­do­se en pági­nas desafian­tes.

Sesión 2: Escu­char lo domés­ti­co

Ale­jan­dra Eme Váz­quez pien­sa, urde y escri­be un libro mien­tras cui­da de su abue­la.

Ale­jan­dra Eme Váz­quez es licen­cia­da en Letras His­pá­ni­cas y estu­dió la maes­tría en Letras Lati­noa­me­ri­ca­nas en la UNAM. Tie­ne die­ci­nue­ve años de expe­rien­cia docen­te con jóve­nes, niños y adul­tos, en talle­res y edu­ca­ción for­mal. Tuvo a su car­go duran­te cua­tro años la colum­na sema­nal «Ver­de y humil­de» en el blog de Juris­tas UNAM y una sec­ción men­sual en el sitio Sopi­tas sobre lite­ra­tu­ra infan­til y juve­nil. Ha publi­ca­do tex­tos de poe­sía, narra­ti­va y ensa­yo. Es revi­so­ra de libros de tex­to, crea­do­ra de con­te­ni­dos edi­to­ria­les y media­do­ra de lec­tu­ra. Tie­ne a su car­go el pro­yec­to «Pen­sar lo domés­ti­co» para gene­rar acti­vi­da­des, regis­trar tes­ti­mo­nios y pro­po­ner dis­cu­sión en torno al espa­cio domés­ti­co y las labo­res de cui­da­do. Escri­bió el libro de ensa­yo Su cuer­po deja­rán, sobre su expe­rien­cia como cui­da­do­ra remu­ne­ra­da de su abue­la, el cual obtu­vo el Pre­mio Dolo­res Cas­tro 2018.

@alejandraemeuve
GABRIELA DAMIÁN MIRAVETE. Es escritora y cofundadora del colectivo de arte y ciencia Cúmulo de Tesla.
@gabrielintica
Conducción y creación: Gabriela Damián Miravete.
Grabaciones de campo: Alejandra Eme Vázquez.
Producción: Jorge Solís Arenazas.
Grabación: Emilio Hinojosa Carrión.
Grabado en los estudios de SOMUS.

La sonidista errante

¿Cuá­les son los soni­dos que acom­pa­ñan la expe­rien­cia de crear? A tra­vés de una serie de con­ver­sa­cio­nes, diver­sas auto­ras com­par­ten el uni­ver­so […]